Estimado/a amigo/a

Mi nombre es Julián Martín Obiglio, soy Diputado de la Nación por el PRO y le doy la bienvenida a mi nueva publicación.

A partir de hoy, si usted lo desea, recibirá un newsletter quincenal con artículos míos y de mi equipo de trabajo, e información sobre la actualidad argentina.

Para mejorar nuestro país precisamos que los ciudadanos participen y se involucren, en la forma que quieran y puedan. He ingresado en  la política porque creo que otro país es posible. Es por esta razón que, desde mi lugar en la Cámara de Diputados, inicio este contacto con usted.

Los ciudadanos precisan estar informados acerca de las actividades de sus representantes y por ello pongo a vuestro servicio este canal de información. Asimismo, lo invito a visitar mi página web www.julianobiglio.com.ar para que me conozca, me contacte, y pueda encontrar en mí y en mi equipo, un medio efectivo para canalizar sus inquietudes y propuestas.

Como Diputado asumo mi responsabilidad de liderar el cambio, pero necesito que usted, como ciudadano, participe. En la forma que quiera, pueda y sepa, cada argentino debe ser parte del cambio que ya ha comenzado, para lograr que esta Argentina que soñamos sea una realidad. Hagámoslo juntos.

Julián Martín Obiglio

Participación política ciudadana
Tiene sentido participar en política? ¿Voy a poder cambiar algo o va a seguir todo igual? ¿No seré mal visto por el resto de la sociedad? ¿Acaso la gente no pensará que lo hago para obtener un cargo o privilegio especial?

Por Julián Martín Obiglio
   
El ocaso de las identidades partidarias antagónicas
Que los partidos políticos argentinos se hallan en proceso de descomposición es una noticia que no sorprende a nadie: se trata de la muerte más anunciada de la política desde el retorno a la democracia. De distinta forma –y con distintas consecuencias- las dos principales fuerzas políticas del país se han venido erosionando hasta el punto de ser incapaces de presentar candidatos en las últimas elecciones presidenciales (por primera vez desde 1983 no hubo en los cuartos oscuros boletas de la UCR o del PJ). Lo que sí constituye una novedad, y era un dato inimaginable apenas una elección atrás, es el ocaso de las identidades partidarias antagónicas. Veamos.
Por Cecilia Lucca
   
En busca de una sociedad comprometida.
El modelo de sociedad que buscamos, el ciudadano que queremos educar, no pude ser fruto del azar, debería ser parte de una política de Estado que incluyera a todos los responsables de la sociedad.
Por Alejandro De Oto Gilotaux (invitado especial)
   

Hacia la renovación política
El 2007 es un año de elecciones presidenciales, es por ello que los temas políticos cobran una importancia relevante en el debate popular cotidiano, debido a que el grueso de la población deberá decidir a qué candidato apoyará.

Por Ramón Beccar Varela
   

Argentina entre el crecimiento y el desarrollo
En este último tiempo nuestro país vive como en otras tantas oportunidades un momento de  gran crecimiento económico, sin embargo, todavía no hemos podido lograr superar la etapa de crecimiento y pasar a la  de desarrollo económico. Este desarrollo económico va mas allá que el crecimiento de la economía de un país, el desarrollo implica mejora en las instituciones, en la educación, en la salud y en la    seguridad, o sea, una mejora en el nivel de vida de la población.

Por Martín Eguinoa
   

Píldora del día después
En las últimas semanas fue noticia en todos los medios de comunicación la medida tomada por la Universidad Nacional de La Plata por la cual se ha dispuesto la entrega a estudiantes de la pastilla conocida como “Píldora del Día Después”. La distribución del medicamento se va a efectuar en las distintas facultades pertenecientes a dicho establecimiento educativo, a todas las alumnas que la soliciten.

Por Rosario La Madrid
   

Presidencialismo Excesivo, ¿Autoritarismo?
En los años del kirchnerismo la Argentina está sufriendo uno de los presidencialismos más acentuados de su historia. ¿Es acaso posible que en los tres años y medio de mandato el Sr. Presidente K haya dictado más Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) que De la Rúa, Menem y Alfonsín? ¿Es posible que quien gobernara durante la crisis económica e institucional del año 2002 no haya echado mano a ese recurso constitucional de emergencia con la profusidad utilizada por K?

Por José Luis Bustamante
   
 
     
       
         
www.julianobiglio.com.ar
Para dejar de recibir nuestro newsletter haga click aquí.
"si usted recibe este newsletter en más de una casilla de correo y desea hacerlo en una sola,
por favor indíquenos en cuál NO quiere recibirlo" click aquí.